Hotel Aire de Bardenas

Descubre cómo Hotel Aire de Bardenas, gracias a su concepto arquitectónico único, ofrece una experiencia sostenible, inmersiva y de la más alta calidad.

En este mundo existen lugares tan singulares que puedes llegar a pensar que no son reales. Solamente con observarlos te ponen la piel de gallina, te sacan una sonrisa, te hacen saltar una lágrima o básicamente te dejan con la boca abierta durante horas. Sitios que cuando estás en la cama intentando dormir piensas ‘’¿de verdad he estado aquí?’’. Estamos seguros que tú te has sentido así alguna que otra vez, ya sea en algún viaje o simplemente viendo un atardecer en tu ciudad. Estos lugares son reales sí, y en España tenemos uno que es único. En este caso es un hotel, el Aire de Bardenas, y tiene semejante diseño que despierta tus cinco sentidos durante toda tu experiencia en él.


Pero, ¿por qué es un hotel tan único? El Hotel Aire de Bardenas es una pieza arquitectónica sin precedentes, totalmente disruptiva en cuánto al diseño de hoteles y no solamente en el marco nacional, sino también a nivel mundial. A tan solo 3 km de Tudela, en la Comunidad de Navarra, se encuentra este caprichoso proyecto, ideado para que su diseño sea el foco de la experiencia y el que cause una estancia irrepetible. Acercándote a la ubicación del hotel, no lo verás hasta acercarte por completo, pues se camufla entre los desniveles del terreno, incrementando esa percepción de situarse en un emplazamiento recóndito e íntimo, separado de todo lo que lo rodea. Una vez llegas a él, una estructura geométrica hecha a base de materiales naturales y reciclables aparece de la tierra dándote la bienvenida a una vivencia multisensorial.


Una infinidad de aparentes cajas de madera para frutas y verduras se amontonan entre sí para delimitar los espacios y para romper el viento de poniente dando un toque ecológico a la vez que estético y simple. Al fondo, unas montañas desérticas con molinos eólicos vigilando la llanura se inclinan para decirte que no hay enclave igual a este. La puerta principal de la estructura geométrica te da la bienvenida al interior del hotel. Un diseño interior sencillo, con mucho tono blanco y de madera, te invita a respirar paz en todo momento.


Este hotel de diseño es tremendamente conocido por sus particulares e impresionantes habitaciones. Estas son básicamente cubos, desde los cuáles puedes acceder a un patio exterior privado con bañera e incluso tener unas vistas panorámicas increíbles al desierto o, como Aire de Bardenas llama, a una especie de nada. También cuenta con las famosas habitaciones burbujas, diseñadas para brindarte la sensación de estar alojándote en la mismísima Luna, en una zona desértica e inhabitada y a los pies de las estrellas que componen el espacio exterior.


El recinto además ofrece una gran piscina exterior abierta todos los días del año; una terraza común para tomar un buen café a media mañana o para tomar una copa respirando la brisa veraniega después de cenar; una zona de estar para leer un libro en plena tranquilidad; y un huerto ecológico. Y ahora que hablamos de huertos, hay algo que no puede faltar en esta experiencia: un toque de excelente gastronomía. Por suerte, Aire de Bardenas, mediante su restaurante, te propone una cocina de proximidad y de enorme calidad. Ya sea para el desayuno, la comida o la cena, notarás desde un primer momento el origen ecológico de los ingredientes y la huella de Navarra en su elaboración. Además, el restaurante pone a tu disposición la posibilidad de degustar un menú degustación elaborado al 100% con productos cosechados en su propio huerto. Decidnos, ¿qué hay más mágico y auténtico que esto?


Hay que destacar que el alojamiento se encuentra en la entrada del Parque Natural de las Bardenas Reales, el desierto más grande de Europa. Así pues, puedes aprovechar tu estancia para realizar actividades en este parque extenso a la vez que fotogénico. Exacto, es ideal para crear fotografías de ensueño para el recuerdo. En este caso, el hotel ofrece excursiones guiadas al terreno para conocer todos sus detalles, ya sea su flora y fauna, su historia o sus lugares más secretos. Otra de las actividades que propone es una cata y explicación del Aceite Trujal Ecológico, con visita exclusiva al olivar y a la almazara. Si eres un amante del aceite de oliva virgen extra, ¿por qué te lo ibas a perder? Finalmente, si sientes que tu cuerpo pide un masaje relajante para redondear tu experiencia en Tudela, puedes reservar una sesión desde la misma recepción. Así es, Aire de Bardenas no solamente es un hotel con una arquitectura y un diseño visual inimitable, sino que en él ocurren cosas magníficas.


Sostenibilidad en Aire de Bardenas

Hotel Aire de Bardenas contribuye a la Sostenibilidad de la siguiente manera:


  • Empleo de materiales reciclables y naturales en su construcción.

  • Posibilidad de mover la estructura del hotel sin dejar huella ecológica gracias a que este no tiene cimientos.

  • Uso de cajas de frutas y verduras con la función de delimitar espacios y de rompevientos (dejan circular el aire pero no el viento).

  • Diseño que permite minimizar los efectos de la contaminación lumínica y acústica.

  • Sostenibilidad en la metodología, prácticas y diseño de la construcción del alojamiento que han permitido no dañar el entorno natural del lugar.

  • Promoción de las actividades locales y de las experiencias al aire libre.

  • Plantación de un huerto ecológico.

  • Gastronomía de km 0, tanto en los desayunos como en las comidas y las cenas que tienen lugar en el restaurante del hotel.

  • Oferta de un menú degustación con el 100% de los alimentos procedentes del huerto ecológico.

  • Puestos de carga de vehículos eléctricos.

Hotel de Diseño

Tipo de Alojamiento

Navarra

Ubicación

4

Estrellas

Website

Hotel único. Hotel B TOKI.