Viaja a la cocina aragonesa ecológica con el Restaurante Venta del Sotón



Todo empezó en 1964, cuando León Acín adquirió un terreno cercano a la gasolinera, y 3 años más tarde, junto con su esposa Pepita Boned y sus tres hijos, se lanzaron a la aventura de abrir un pequeño bar de comida típica aragonesa y comida a la brasa, donde el cliente típico era el que utilizaba la carretera principal hacia Francia y hacía una parada para comer o tomar algo. Hoy, 54 años más tarde, la evolución del bar hacia un restaurante profesionalizado han llevado a este lugar histórico a poseer 1 Estrella Michelín bajo su nuevo concepto en Espacio N, y la clientela ya no es aquella que cae sin querer porque está de paso, sino que se mueve expresamente a este lugar para disfrutar de una experiencia gastronómica única. Hasta el día de hoy este enclave culinario ha recibido destacados premios como el 1r Premio de la Cocina Altoaragonesa.


Venta del Sotón, el fogón de la cocina aragonesa


Comencemos con este viaje de gustos y sabores conociendo un poco más qué es la Venta del Sotón y porque es uno de los mejores restaurantes de España en relación calidad-precio. Cabe destacar que ahora diferenciamos dos espacios dentro del mismo lugar: por una parte el Sotón Tradicional (manteniendo la esencia y autenticidad) y por la otra Espacio N (con una propuesta más creativa pero sin dejar de lado la importancia de los productos locales). La Venta del Sotón tiene como razón de ser promocionar la comida más tradicional y típica de la zona, y hacer descubrir a cada comensal cómo de maravillosa puede ser la cultura gastronómica de Aragón. En este punto encontramos un claro protagonista de esta historia: la chimenea del Sotón. En esta, siguiendo el estilo de las históricas casas de Alto Aragón, se convertía el producto nacional en tesoros para el paladar gracias al asado de chorizos, costillas, longanizas y, como no, el ternasco. Esto solamente era el principio…


Si hoy pisas este restaurante de comida local te toparás primero con el Sotón Tradicional. ¡Es el lugar perfecto para demostrar qué significa tener pasión por la cocina! Se ubica en la planta inferior de la casa, lugar donde mejor apreciarás la autenticidad de este rincón lleno de cuentos por contar. Su carta contempla una infinidad de platos llenos de carácter como sus variados entrantes (destacando el arroz meloso de alcolea del cinca con Longaniza de Graus o las migas a la pastora con huevo frito); sus sabrosas carnes (como el cochinillo asado o el cordero de Huesca asado); sus pescados frescos (seleccionados cada mañana en la lonja); y sus deliciosos postres (como la tarta de queso al estilo de Hilario o la crema de arroz con leche).



¿Alguien ha dicho Menú Degustación en Aragón?



Por supuesto que la Venta del Sotón cuenta con un recorrido por distintos platos que te teletransportarán a las raíces de cada alimento. Lo llaman Menú Degustación Tradicional, pues se premia a los sabores y la tradición más que la creatividad. Entrantes como el huevo ecológico de lanaja a baja temperatura, principales como la media paletilla de ternasco de huesca con patatas a lo pobre y postres como el flan de la abuela Angelines serán los culpables de que quieras volver a este restaurante tan emblemático de la región.



¿Prefieres un Menú Degustación en un restaurante de Estrella Michelín?


Dentro de la Venta del Sotón, en la planta de arriba, se ha diseñado un nuevo concepto gastronómico basado en la Alta Gastronomía de Aragón que bajo la marca de Espacio N brinda una experiencia más exclusiva y creativa pero manteniendo de igual modo la presencia del producto aragonés.


Espacio N se ha consagrado como Restaurante de Estrella Michelín representando la evolución del sotón. En él tendrás dos opciones. La primera es decantarse por el Menú Esencia, un viaje de 11 platos en el que degustar el bacalao ajoarriero, la trucha a la aragonesa, la trilogía del ternasco o los boliches de Aragón, bajo un precio de 80€. La segunda opción, la cual es más completa y tiene un coste de 110€, es elegir el Menú Efímero. Además de todos los platos que se encuentran en el anterior menú, se añaden otros como la magnífica torteta espardeña, la pintada y remolacha y su mar y montaña. Creaciones con mucha tradición y apego a la tierra pero con un concepto y unos sabores que, sin lugar a duda, te van a sorprender.


Ahora ya sabes qué es la Venta del Sotón pero, ¿sabes ya cuando vas a ir? ¡Vamos! ¡Reserva ya tu próxima experiencia gastronómica!


0 visualizaciones0 comentarios